miércoles, 1 de diciembre de 2010

En una calle de Álamo, donde hay almacenes, la gente se arremolinaba alrededor de las sobras que habían dejado los gobernantes en su administración.

martes, 30 de noviembre de 2010

Se suponía que B. y yo habíamos compartido una casa, y un día dejamos la casa y nuestras pertenencias para hacer cada una su propia vida. Tiempo después, regresamos a la casa abandonada, y mientras mirábamos las cosas, le dije a B. que se llevara lo suyo a su casa, y ella se dio a la tarea. Le hice notar cómo unas papas peladas que había dejado en agua en un recipiente estaban conservadas.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Entramos en la casa que dejamos de rentar. La llave ya la había entregado a su dueña. Pero quedaba pendiente llevarnos cosas que habíamos dejado ahí. Al parecer nadie aún habitaba la casa, pero estaba en ese proceso, y al ir recogiendo nuestras pertenencias veíamos los cambios realizados, el nuevo color en las paredes, las cortinas. Inspeccionábamos todo con el temor de que en cualquier momento alguien entraría y nos descubriría in fraganti.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Sueño del 02 de septiembre de 2010



Una tía *me ofrece hospitalidad en su casa. Antes de que salga al trabajo, ella me platica entusiasmada de la bóveda en la entrada que está en plena construcción, y me cuenta el proyecto.
Voy al trabajo. El edificio tiene un aire entre el plantel del Colegio Progreso en Álamo y el de la Preparatoria Juárez de Xalapa.
A la hora de la comida quedé en verme con Amy Adams; soy su novio**. Ella me espera en el rincón apartado de un parque sentada en el césped. Su presencia es radiante. Mientras comemos, ella no para de contarme sus planes. Luego nos encaminamos hacia un teatro. Sentado en una butaca veo a Amy en el escenario desplegando su talento, bailando y cantando. Y ella hubiese seguido, si no le digo que tengo que regresar al trabajo.
Entro al edificio. Subo a la azotea del primer plantel. Me encarrero para saltar a la azotea del otro, pero me freno de golpe al pensar que el tramo entre ambos esté distanciado. Constato que están próximos, pero parte de los bordes están desprendidos.Una maestra se acerca para ayudarme.
Al terminar la jornada, voy a casa de mi tía. En la entrada veo a mi tío *** bajar las escaleras con cara de pocos amigos. ¿A qué vienes?, me pregunta. Le respondo que no voy en plan de quedarme sino de visita, y observo la bóveda terminada, tal como la deseaba mi tía, es blanca y con relieves. Sonrío. Digo adiós al tío y me marcho.


*; ***En la realidad del sueño eran mis tíos. Pero no sé quiénes fuesen.
** Me sentí casi, casi, como Orlando, de Virginia Woolf.

martes, 10 de agosto de 2010

Igual como en la prepa, como en la universidad, entre estudiantes, nos vimos.

domingo, 20 de junio de 2010


En la planta alta de la casa de mi mamá. Hay visita. Me encuentro junto a la ventana cuando lo veo subir las escaleras y luego dirigirse a mí sin ningún recato. Sé que él está casado, y es el hermano de una de mis mejores amigas de primaria. Pero nunca pensé en él de otro modo. Así que me extraña cuando viene y se planta frente a mí, observa mis labios, murmura algo que no algo a entender y me besa. Yo me desligo, no veo ni siquiera a la gente, bajo las escaleras y salgo a tomar aire.

domingo, 23 de mayo de 2010


Llegamos a Álamo. Saludamos a mamá y nos fuimos a otra casa. Era de dos pisos; atrás había un canal. Conmigo iban los niños, G. y P. Los niños andaban de arriba a abajo, revisando los cuartos. Lo que pensé que no me iba a importar sí lo fue. P. era lo que se dice una mujer bonita. La conocía bien, era de "cascos ligeros". Yo me decía que lo mío con G. había sido. Observé en todos sus mínimos detalles cómo se fueron acercando. Él qué iba a rechazarla si yo lo había dejado todo en claro. El problema no era de él sino mío. Yo los había colocado frente a frente y no terminaba de preguntarme el por qué.

Los dejé solos, me fui con los niños a cruzar el canal. Era estrecho y lo peculiar era que los habitantes de las casas lo utilizaban para jugar, tendían cables de extremo a extremo en los segundos pisos, y se deslizaban en ellos para lanzar balones y anotar goles en las puertas abiertas de par en par. Abajo avanzábamos en lancha viendo cómo arriba jugaban. Del otro lado ya nos esperaban C. y otras personas. Pedimos el menú y mientras intentaba meterme en la plática, los celos me mordieron de nuevo. Imaginaba que a esas alturas P. ya habría utilizado sus trucos de seducción y recordando los de G., sabía que él no se quedaría atrás; se me quitó el hambre.

viernes, 21 de mayo de 2010

Estaba en el edificio A y X me dio dinero para que comprara algo, bajé las escaleras y a la salida dos hombres me cortaron el paso, vi que tenían llaves mecánicas e intenté dar marcha atrás, pero me topé con otro.

domingo, 9 de mayo de 2010

Soñé con W.

lunes, 3 de mayo de 2010

Soñé con M., que nos hablábamos bien luego de todo lo ocurrido.

domingo, 18 de abril de 2010

lunes, 12 de abril de 2010

Deambulo en la facultad en busca del aula donde tengo que presentar un examen. Por fin doy con el salón. Veo a Tere y a Jorge Soto (ella es de Tampico, él de Xalapa). Estoy nerviosa : no he estudiado e ignoro cuál es el temario. Madame está junto a mí; se aburre. Antes de que entre el catedrático, echo un vistazo a los estantes. Entre leyes y códigos me siento totalmente perdida.

martes, 23 de marzo de 2010

*Me regalaron 3 gallinas de plumas rojizas. Recordé a las dos que habíamos criado en el patio de la casa, y luego llevamos a Álamo.
*En la lista, pronto habría un cheque.

lunes, 22 de marzo de 2010

domingo, 7 de febrero de 2010








Conversábamos amenamente en su camioneta. Él manejaba. Apenas nos conocíamos. Y cuando estaba inspirada platicándole algo, por la calle de la Comercial Mexicana, se detuvo abruptamente. Una mujer con cara de pocos amigos se asomó por la ventana. Entendí. Me bajé del carro y ella subió. El hombre me miró apenado.






En una cancha de basquet. Varios saques de banda. Me aventuraba sin titubeos*. Luego, en otro lugar, vi a las muchachas entrenando.


*Nunca fui buena en el basquet.




D. Sacó el cajón de su escritorio. Le dieron otro, pero en éste no cabían todas sus carpetas.





No sabíamos por qué, pero ella y yo estábamos boletinadas. En un puente retén, ella pudo cruzar y a mí me detectaron. Era curioso ver cómo había estructuras metálicas de puerta tras puerta para revisar a los peatones, de tal modo que fuera difícil escapar.












































martes, 2 de febrero de 2010

Sueño del 29 de Enero de 2010

Veía el contenido de una vitrina en un negocio, junto a mí otras personas hacían lo mismo. Me acosté en el suelo y me dormí, cuando desperté vi una compañera y sentí pena. Estaba embarazada y de un momento a otro me encontraba en la plancha de un hospital. Los doctores dijeron que había perdido mi bebé. En mi noción, era el segundo. No esperé, no sentía dolor físico, sólo me incorporé abriéndome paso hasta salir del hospital. Caminé sin rumbo fijo y de pronto me detuve en una esquina, frente a la construcción de un edificio, y sólo entonces me di cuenta de la pérdida, de mi enorme pérdida.

martes, 26 de enero de 2010

Un gratísimo reencuentro con Lucy, luego de tantos años. Le pregunté por los colegas, y me dijo con tristeza que se estaba quedando sola, le dije que no se preocupara, pues aunque no estuviese en Tampico-Madero-Altamira, yo estaba con ella. Le conté que sabía de sus logros, y me daba tanto gusto.

miércoles, 20 de enero de 2010

En un sitio público -creo era un restaurante-, sentados en un rincón, a la espera de que nos acomodaran, X y yo platicábamos amenamente cuando de pronto, mientras le explicaba algo, me robó un beso. Como éramos parientes, lo miré sorprendida. Nos incorporamos para ir a nuestros asientos, y al miramos de reojo, noté que él disfrutaba de mi confusión.

"Soñar es ya despertar". María Zambrano