miércoles, 1 de diciembre de 2010

En una calle de Álamo, donde hay almacenes, la gente se arremolinaba alrededor de las sobras que habían dejado los gobernantes en su administración.

"Soñar es ya despertar". María Zambrano